fuegos_artificialesSANTO DOMINGO. Como cada año que comienza, el 2015 se inicia mañana cargado de expectativas. Para distintos sectores nacionales que se aventuran en pronosticar lo que está por venir, los próximos 365 días serán de cambios en algunos aspectos, y continuismo, en otros.


Desde la visión gubernamental, este año continuará “el proceso de democratización de la economía y oportunidades” y “las políticas de frugalidad” del presidente Danilo Medina. Así lo manifiesta el vocero de la Presidencia, Roberto Rodríguez Marchena, al enunciar algunas de las metas planteadas para el 2015: Se declarará al país libre de analfabetismo, será el segundo año consecutivo en que se construirán 10,000 aulas; se seguirá protegiendo a los microempresarios, habrá unos 100,000 préstamos, a través de Banca Solidaria, se crearán unos 100,000 empleos, y seguirán las visitas sorpresas y la extensión del sistema de emergencias 9-1-1.


“Nosotros recibimos el año 2015 con mucha seguridad en nosotros mismos y nuestras políticas, porque sabemos que el 2015 va a ser mucho mejor que el año 2014”, sostiene Marchena.


Circe Almánzar, vicepresidenta ejecutiva de la Asociación de Industrias de República Dominicana (AIRD), también tiene esperanza de que la economía se dinamice, pero entiende que para ello se tienen que resolver problemas estructurales que son prioritarios para lograr ese dinamismo.


“Es necesario que nos aboquemos a ya poner en práctica todos los planes que estamos desarrollando para aumentar la productividad del país y aumentar el crecimiento de los sectores que más aportan a la economía… se requiere la firma del pacto eléctrico y crear las bases para que no haya tanto peso tributario en los sectores como el industrial que es el que más pago impuesto”.


El economista Alejandro Fernández, entiende, a su vez, que será un buen año, en términos económicos, y cita como factor la reducción de los precios de los combustibles que, de mantenerse por unos tres o cuatro meses más, impactarán favorablemente los ingresos de la población, alentará la actividad económica, al tiempo que debilitará las presiones inflacionarias, y quitará presión sobre la tasa cambiaría. Pero advierte que los retos seguirán siendo los mismos que años anteriores: “sector eléctrico, déficit fiscal, debilidades institucionales, inseguridad y el tema estructural del desempleo”, y no cree que éstos estén siendo enfrentados de manera firme.


En el ámbito de la justicia, el procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito, entiende que será un año de fortalecimiento.


“Este debería ser el año de una nueva ola de reformas, como el Código Penal, aprobación de la reforma al Código Procesal Penal, todavía en discusión en el Congreso, y la ley de extinción de dominio, que es la mejor herramienta para castigar los bienes ilícitos obtenidos por el crimen organizado”. También entiende necesario la discusión de la Reforma Policial.


En materia política, será un año de mucho movimiento, y tendrá sus traumas, a decir del especialista en el área, Pedro Ángel Castro. El politólogo advierte que por ser un año preelectoral, los partidos políticos tendrán que definir sus candidatos presidenciales, congresuales y municipales, y ve más tensión en los dos que define de mayoritarios: el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y el Partido Revolucionario Moderno (PRM).


“Creo que habrá una concertación entre Danilo Medina y Leonel Fernández para equilibrar la cuota de poder de los cargos electivos en juego. En el PRM, Hipólito Mejía le ganará internamente a Luis Abinader, pero alejará al electorado de miras a las presidenciales. El éxito político del PRD de que logre mantenerse a flote y mantener el reconocimiento electoral”. De los minoritarios, no cree que logren impactar en el proceso electoral del 2016.


A nivel social, el director ejecutivo de la Fundación Institucionalidad y Justicia (FINJUS) Servio Tulio Castaños, entiende que todos los males tienen un vicio de institucionalidad y que por eso, “los grandes retos del país en 2015 están vinculados a esta esfera del Estado y la sociedad”.


Optimismo


El canciller Andrés Navarro se muestra optimista con el 2015, y asegura que esa entidad pondrá en operación un plan estratégico de relaciones exteriores, que será una carta de ruta sobre la que trabajarán todas sus misiones. De su lado, el ministro de Energía y Minas, Pelegrín Castillo, afirmó que el próximo año impulsará reformas para desarrollar la pequeña y mediana minería, la fiscalización del sector y avanzar en la institucionalidad del ministerio.