rasosSantiago Rodríguez.- Juan Paulino Rodríguez padre del pelotero Aguilucho y de los Fillis de Filadelphia Wandy Rodríguez, recobro su libertad al pagar una garantía económica de 25 millones de pesos en efectivos.


El hacendado Rodríguez está envuelto en un accidente donde resultó herido el raso del Ejercito Nacional Lorenzo Valdez Toussaint, quien prestaba servicio junto a su compañero de arma Ciprian Bueno; el primero tiene una costilla rota y uno de sus pulmones perforado.


La garantía económica de 25 millones de pesos de Rodríguez fue impuesta por la jueza interina Milagros del Amor Estévez, quien tuvo la responsabilidad de conocer el caso en el que está supuestamente implicado Juan Paulino Rodríguez.


La Fiscalía de Santiago Rodríguez había solicitado prisión contra Rodríguez, pero la magistrada Milagros del Amor Estévez la varió, e impuso la garantiza económica de 25 millones de pesos, suma de dinero que depositó en efectivo en la sucursal del Banco Agrícola.


Tras el pago, ya está en su casa el hacendado y padre del lanzador de Las Águilas del Cibao, Wandy Rodríguez y en el beisbol de Estados Unidos en las Grandes Ligas pertenece a Los Fillis de Filadelphia en la Liga Nacional.


Con relación al caso donde fueron atropellado los uniformados, el Comandante de la Cuarta Brigada del Ejército Nacional con sede en Mao, general Sungar Frugis Martínez, se pronuncio ayer, indicando que las indagaciones se llevarían hasta las últimas consecuencias en aras de conocer en realidad que fue lo que ocurrió.


El general Sungar Frugis Martínez, sostuvo que al momento de producirse el accidente, sus hombres se encontraban cumpliendo con su deber.


Por su parte, el abogado del hacendado Juan Paulino Rodríguez, sostuvo en todo momento que los militares Lorenzo Valdez Toussaint y Ciprian Bueno se montaron en la parte de atrás del camión sin consultar con el chofer, resbalaron y se cayeron sin que este se percatara.


Incluso el licenciado Víctor Gómez dijo a los medios de comunicación que existe una trama en contra de su defendido, con la finalidad de desacreditar su honra y toda una vida de servicio.