DrogaLa Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) bajo la dirección jurídica del Ministerio Público y conjuntamente con miembros del DNI, J2, CESEP, Seguridad Militar y Aduanas, decomisó en el Puerto Multimodal Caucedo 15 paquetes de una sustancia, presumiblemente cocaína, en el interior de dos mochilas descubiertas a bordo de un buque procedente de Colombia y que tenía como destino Puerto Rico.


Por el caso resultó detenido para fines de investigación, un empleado de una compañía de seguridad privada que presta servicio en dicho Puerto, según un informe emitido por el portavoz de la agencia antidrogas, Darío Medrano.


Medrano dijo que las dos mochilas conteniendo la sustancia fueron ocupadas en la cubierta B-2 de proa del buque Columbia, que procedente de Colombia llegó al país en calidad de transito por el Puerto Multimodal Caucedo y que tenía como destino final la vecina isla de Puerto Rico.


Precisó que al ser requisadas las mochilas, una de ellas contenía 7 paquetes y la otra 8, para un total de 15 paquetes de una sustancia que se presume es cocaína y/o heroína, cuyo peso aproximado es 16.02 kilogramos, aún no determinado por el laboratorio forense.


Añadió que el decomiso fue hecho en presencia del Lic. Neftali Santana, Magistrado Procurador Fiscal de la Provincia Santo Domingo, operación que fue dirigida por el jefe de investigaciones del Centro de Información y Coordinación Conjuntas (CICC), con la colaboración de miembros de las diferentes agencias de seguridad (DNI, J-2, Seguridad Militar, CESEP y la Dirección General de Aduanas.


Indicó que los 15 paquetes de la sustancia fueron enviados al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) a los fines de ser analizados y precisar su peso exacto, en tanto que el empleado de seguridad arrestado en la operación se encuentra preso en una celda preventiva en la sede central de la DNCD y está siendo investigado para determinarse si es cómplice de los narcotraficantes colombianos que intentaron enviar dicha sustancia a Puerto Rico.


“Las investigaciones han sido ampliadas en torno al caso y oficiales de la DNCD realizan las pesquisas de lugar para descubrir y arrestar a otros posibles cómplices, añadió Medrano.


Mientras que en dos operativos separados, bajo la dirección jurídica del Ministerio Público, y con la colaboración de otras agencias de seguridad, se decomisaron otros tres paquetes de cocaína y dos armas de fuego de aire comprimido.


Los tres paquetes de la sustancia, consistente en un polvo blanco, fueron ocupados en el interior del contenedor número MSCU5577331, el cual sería transportado junto a otros 82 furgones a la vecina isla de Puerto Rico en el barco Maersk Waslvis Bay.


En el proceso de verificación, miembros de la DNCD detectaron que el sello número 007877, aplicado al referido contenedor, presentaba anomalías, razón por la que fueron convocados a los representantes de las agencias de seguridad destacadas en el puerto, en presencia de las cuales fue abierto el vagón, confiscando los tres paquetes dentro un bulto color negro.


En otro operativo se ocupó un rifle y una pistola de aire comprimido, armas que vinieron camufladas en una mudanza enviada desde los Estados Unidos por un tal Guillermo Rodríguez a una mujer residente en un apartamento de la Urbanización Española Marte I.


Las agencias que colaboraron en estos casos fueron el Departamento Nacional de Investigaciones (DNI), el J-2, el Cuerpo de Seguridad Militar, el Cuerpo Especializado de Seguridad Portuaria y la Dirección General de Aduanas.