catSANTO DOMINGO. “Que viva, déjalo que viva”, “Sí a la vida, no al aborto”, coreaban ayer al unísono decenas de católicos que, desde la avenida 27 de Febrero con Winston Churchill, iniciaron la caminata “La Ruta de la Vida”, para más adelante encontrarse con cientos de feligreses en la parte frontal de la sede del Congreso Nacional.


Un único propósito perseguían todos: que los legisladores no tomen en consideración las observaciones que el presidente Danilo Medina hizo al Código Penal, que según los manifestantes, “abren la brecha para la práctica del aborto”. Todos apostados ya en la parte frontal de la institución, las consignas en contra del aborto terapéutico comenzaron a intensificarse a ritmo de tambores.


Pancartas que rezaban “Déjalo nacer RD”, “Los bebés no saben de leyes”, “Por la vida” y “Ratificar el Código Penal”, eran sacudidas por sacerdotes, monjas y creyentes, quienes clamaron a Dios dar discernimiento a los congresistas para que legislen a favor de la vida.


“Señor Presidente de la República, con esto, nos ha desilusionado, nos ha decepcionado, y ha creado las bases para que este tema, que prácticamente estaba por el momento agotado, se retome”, expresó el padre Luis Rosario. El sacerdote Wilfredo Montaño pidió que se respete la vida desde la concepción. Advirtió que si se aprueba el aborto terapéutico, el país estaría en el camino de aprobar también la pena de muerte.


De su lado, el padre Manuel Ruíz, precisó que la concentración fue una manera de revelar quiénes están a favor de la vida. “Le hemos dicho de mil maneras que la mayoría del pueblo está a favor de la vida, y que está a favor de la vida de la mujer y está a favor de la vida del bebé. Un código no puede ser discriminatorio. No puedes decir una vida sí, y la otra no, vamos a matar a un bebé porque la madre fue violada. No. Tenemos que hacer algo incluyente”, enfatizó. Los católicos catalogaron el aborto como un “crimen” que debe ser penalizado.


Abel recibe comisión


Luego de ser recibida por el presidente de la Cámara de Diputados, Abel Martínez, una comisión de sacerdotes, encabezada por Víctor Masalles, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo, explicó que fue un “diálogo cordial”. El obispo dijo que Martínez prometió que seguirá trabajando con integridad, para que las decisiones sean tomadas con conciencia.


Congreso no consultará al Ejecutivo


El presidente de la Comisión de Justicia, Demóstenes Martínez, aseguró ayer que el Congreso Nacional no consultará al Poder Ejecutivo sobre las observaciones hechas al Código Penal.


“La limitación que hemos tenido con el artículo 103, que le pone una especie de sanción al Congreso, sino discute las observaciones en dos legislaturas. Sino la discute en dos legislaturas, entonces se estiman que las observaciones fueron acogidas”, indicó. En ese tenor, refirió que el plazo de 10 días que otorga la Constitución al Ejecutivo para hacer sugerencias, ya venció.