griEl aumento de la frecuencia de fenómenos extremos debido al cambio climático está influyendo en la agricultura y la seguridad alimentaria, provocando reducciones de la producción y de los ingresos en zonas vulnerables. Asimismo, estos cambios a escala global y local afectan a los precios de los alimentos.


Estas afirmaciones son parte de las conclusiones recogidas en el quinto informe del Panel Intergubenamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). De acuerdo con una comunicación, la población mundial prácticamente se ha triplicado desde 1950 y para el año 2030, habrá 1.7 mil millones de personas que alimentar, en su mayoría provenientes de países en vías de desarrollo.


Para hacer frente a esta realidad, los agricultores del mundo necesitan duplicar, y quizás triplicar la producción alimentaria antes del año 2050. Debido a la gran demanda de productos agropecuarios y las predicciones por el cambio climático, se precisa, pueden verse reducidas las cosechas, por lo que el sector agropecuario enfrenta un gran desafío para garantizar la seguridad alimentaria.


La nota detalla, además, que incrementar la productividad de la agricultura deberá estar en el centro de las agendas políticas para la seguridad alimentaria, con medidas de adaptación, así como de mitigación al cambio climático, a la vez que se incrementa la sostenibilidad ambiental.