avioAeropuerto Las Américas. Un avión jet ejecutivo que volaba desde Venezuela a Miami con nueve empresarios abordo, tuvo que realizar en la madrugada de hoy, un aterrizaje de emergencia en esta terminal aeroportuaria por fallas técnicas en una de sus turbinas.


En tanto que la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), el Cuerpo Especializado de Seguridad Aeroportuaria y de la Aviación Civil (CESAC), montaron un amplio operativo ante informes de inteligencia de la llegada a Las Américas de un avión cargado de drogas.


La aeronave que aterrizo de emergencia en el AILA y que procedía desde Venezuela es matrícula N-999TH, que confronto problemas mecánicos y fallas técnicas en la turbina izquierda, de acuerdo a los informes obtenidos por los periodistas en la terminal aérea. Un amplio operativo de emergencia fue montado por las autoridades aeroportuarias y tan pronto se produjo el aterrizaje de la aeronave, los nueve pasajeros fueron evacuados y trasladados a un hotel cercano al aeropuerto.


El avión se encuentra en la zona conocida como Avión General y se dijo que desde esta mañana varios técnicos comenzaron a corregir los problemas y fallas técnicas sufridas por la aeronave. No fue posible obtener los nombres de los empresarios ocupantes del aparato


Se dijo que tan pronto la torre de control fue avisada por los tripulantes del aparato de que volaban con problemas mecánicos, las autoridades del Instituto de Aviación Civil autorizaron el aterrizaje y sus ocupantes evacuados sin mayores dificultades.


Por otra parte, un operativo que se extendió por espacio de ocho horas, fue montado por la DNCD, CESAC y otros organismos oficiales ante informes de inteligencia de que al Aeropuerto Las Americas, llegarían un avión con un cargamento de drogas.


Oficiales de los distintos departamentos fueron diseminados en todas las área y rampa de la terminal de Las Américas desde anoche hasta la siete de la mañana de hoy, pero todo resulto ser una falta alarma, según los informes. Los agentes antidrogas, del CESA, J-2, DNI y otros organismos presentes en el operativo, estaban dotados de los instrumentos necesarios, incluyendo chalecos antibalas, ante la falsa alarma del arribo del avion con un supuesto cargamento de estupefracientes.