AvalanchaAl menos 32 cuerpos sin vida han sido recuperados entre los escombros y el lodo que aún cubre parte de una pedanía en la isla indonesia de Java que el pasado viernes en la noche fue sorprendida por un corrimiento de tierra, informan hoy fuentes oficiales.


Los equipos de rescate buscan contrarreloj a posibles supervivientes entre las 76 personas dadas por desaparecidas, mientras las esperanzas de encontrar alguien con vida se desvanecen.


Cerca de 2.000 personas, entre policías y voluntarios, participan en las tareas de emergencia después de que el desastre natural arrasara más de un centenar de hogares en la ciudad de Jemblung, en la parte central de la isla. Al menos 15 personas resultaron heridas por la avalancha, 11 de ellas de gravedad, mientras que 577 han sido evacuadas a campamentos temporales, señala la Agencia Nacional para Desastres en un comunicado.


“Estamos haciendo lo mejor que podemos para buscar y evacuar a aquellos que aún están enterrados. Es un gran reto porque todavía estamos usando herramientas manuales y la zona afectada está muy fangosa”, señaló a los medios el portavoz militar Edi Rahmatullah, apunta canal “Metro TV”. La maquinaria pesada requerida para limpiar las carreteras cubiertas por el lodo llegó la tarde del sábado, pero la agencia estatal continúa señalando que falta equipamiento adecuado para la búsqueda de supervivientes.


Está previsto que en la tarde del domingo llegue a la zona siniestrada el presidente indonesio, Joko Widodo, para seguir en persona las labores de rescate. Según indicaron las autoridades locales el alud se produjo por las fuertes precipitaciones registradas en la región durante los últimos días.


Cada año mueren centenares de personas a causa de este tipo de accidentes que son más habituales durante la estación lluviosa en Indonesia, entre los meses de noviembre y marzo. La Agencia Nacional para Desastres calcula que cerca de la mitad de los 250 millones de habitantes con los que cuenta el país residen en áreas con riesgo de avalancha.