SospechosoUn individuo de 22 años arrestado con relación a un ataque a tiros afuera de una secundaria alternativa en Portland tenía vínculos con una pandilla al igual que dos de las víctimas, informó el sábado la policía.


El sargento Pete Simpson dijo que Lonzo Murphi es una “persona de interés” con relación al tiroteo del viernes, pero los agentes no están listos para decir si él fue quien hizo los disparos. Las autoridades intentan localizar a otras dos personas implicadas en el ataque a tiros cerca de la secundaria Rosemary Anderson.


Tres personas fueron hospitalizadas, incluida una adolescente de 16 años que resultó gravemente herida, en tanto que una cuarta sufrió el rozón de una bala y fue atendida en el lugar. Simpson dijo que dos víctimas masculinas tenían vínculos con pandillas. Las personas baleadas son estudiantes o están inscritos en programas afiliados a capacitación laboral, dijeron autoridades.


“El nexo de los hechos está relacionado con actividades de pandillas”, declaró Simpson a la prensa afuera de la jefatura de la policía. “La proximidad de la escuela fue circunstancial, si se quiere. (Lo ocurrido) no parece tener relación directa con la escuela”.


Los investigadores recibieron información que los hizo buscar a Murphy, declaró Simpson. A primera hora del sábado se le pidió que detuviera la marcha de su vehículo y se le arrestó por infringir la libertad condicional. Los agentes encontraron una pistola “que coincide con lo que buscamos en relación al caso”, señaló Simpson, pero no pudieron precisar si tenía que ver con el ataque a tiros.


Después del arresto, la policía allanó el apartamento de Murphy ubicado a unas cinco calles de donde tuvo lugar el tiroteo. La policía identificó a las víctimas hospitalizadas como Taylor Michelle Zimmers, de 16 años, quien se encontraba grave el viernes, David Jackson-Liday, de 20, y Labraye Franklin, de 17.


Olyvia Batson, de 17 años, fue atendida en el lugar después de que sufriera el rozón de una bala en un pie. La policía señaló a Jackson-Liday como integrante de una pandilla, un proceso formal en el que los agentes están obligados a buscar pruebas y dar al supuesto miembro una oportunidad de apelación, dijo Simpson.


Según la policía, Franklin está asociado con una pandilla pero no se le señaló como integrante, agregó. Zimmers y Batson al parecer no tienen asociación con bandas delictivas, declaró Simpson. La violencia entre pandillas en Portland no es nueva. En ocasiones hay enfrentamientos entre bandas rivales, pero es común que resulten heridos transeúntes.