adoccoEl presidente de la Alianza Dominicana Contra la Corrupción (Adocco), pidió ayer al presidente Danilo Medina la eliminación de la Dirección Central Antinarcóticos (DICAN), de la Policía Nacional, tras considerar que ese ente es contrario a la Ley 50-88 que crea la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD).


Julio César de la Rosa Tiburcio dijo que la Dican constituye, “un obstáculo en la lucha efectiva de persecución del macro y microtráfico, lo que ha provocado un aumento significativo de la corrupción policial”.


Manifestó que agentes al servicio de esa dirección se han involucrado en actos de corrupción en los barrios donde se verifica el crecimiento de la actividad ilegal y consumo de estupefacientes por parte de niños y jóvenes.


Dijo que la Dirección Nacional de Control de Drogas fue creada con el propósito de establecer un mecanismo político manejado directamente por el Jefe de Estado para enfrentar lo que entonces era un incipiente problema, y que se advertía que tendría los ribetes que hoy día este ha alcanzado.


Tiburcio explicó que junto a la DNCD fue creado el Consejo Nacional de Drogas, que tiene la responsabilidad de establecer la política de prevención del Estado, y que “en ninguna parte de la ley se habla de la creación de una división antinarcóticos de la Policía Nacional, la que fue creada entonces a solicitud de un exjefe de la institución del orden público que pretendía abarcar más allá de lo que la Constitución y las leyes permitían entonces”.


El presidente de Adocco indicó que, desde su creación, la Dirección Crentral Antinarcoticos de la Policía ha sido denunciada por irregularidades que se producen con frecuencia, y recordó que ya la Policía había tenido esas funciones, que luego les fueron quitadas por los reiterados escándalos que se producían en ese departamento.


La solicitud hecha al jefe de Estado por el presidente de Adocco se produce luego de que el director de la Dican fuera suspendido de sus funciones y varios oficiales de ese ente fueran puesto bajo arresto y sometidos a investigación por una junta de generales y organismos de inteligencia del Gobierno, con relación a irregularidades detectadas y la desaparición de drogas por un valor de más de 50 millones de pesos.


El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, dijo a Listín Diario que dos fiscales adjuntos están participando, conjuntamente con los directores de Inteligencia Policial y de Asuntos Internos del cuerpo de orden público, en la investigación de un caso en la Dirección Central Antinarcóticos (Dican), cuyas características y alcance del hecho aún no están claros, aunque ya provocó la suspensión temporal en funciones de su director, el coronel Carlos Fernández Valerio, y el arresto de varios oficiales adscritos a ese organismo.


(+)
LA INVESTIGACIÓN EN MANOS DE FISCALES
LO QUE PIDIÓ JEFE DE PN

De acuerdo a unas declaraciones ofrecidas por el procurador Francisco Domínguez Brito a Listín Diario, el jefe de la Policía le pidió integrar a dos fiscales adjuntos a la investigación del caso, a lo que la Procuraduría respondió de inmediato designado a los fiscales Iván Lorenzo y José Alberto Jiménez.


Según se conoció ayer, las funciones del coronel Fernández Valerio, que tenía bajo su responsabilidad la Dirección Central de Antinarcóticos, serán desempeñadas temporalmente, hasta que concluya la investigación y se establezca lo que ha ocurrido en esa oficina, por el coronel Francisco Bloise Olmeda.