WikiLeaksEl fundador de WikiLeaks, Julian Assange en un foro sobre “Vigilancia de Masas” en el marco del Festival de Cine de Lisboa y Estoril (Leffest), donde estuvo presente a través de teleconferencia, ya que continúa recluido en la Embajada de Ecuador en Londres desde junio del 2012.


Durante su intervención, Assange lanzó duras críticas a la administración estadounidense y a sus agencias de inteligencia por sus intentos de controlar el máximo número posible de datos a nivel mundial, y destacó que pese a los “muchos ataques” contra WikiLeaks, la organización ha logrado “sobrevivir y seguir funcionando”.


“No han conseguido destruir ni un sólo documento, ellos (en referencia a EUA) han perdido”, subrayó el australiano, refugiado en la legación diplomática de Ecuador en Londres desde junio de 2012 después de que el Tribunal Supremo británico autorizara su entrega a Suecia.


El país escandinavo le reclama con la intención de interrogarle por presuntos delitos sexuales, acusaciones que Assange niega y que atribuye al interés de EUA en extraditarle y poder someterle a juicio como a Chelsea Manning, el soldado que filtró información a WikiLeaks en 2010 y ahora está condenado a 35 años de cárcel.


“Estoy en una situación difícil, pero no estoy en una prisión y la organización sigue funcionando”, resaltó el fundador de WikiLeaks, la entidad responsable de la divulgación de miles de cables diplomáticos estadounidenses que pusieron en aprietos a gobiernos de todo el mundo.


Assange defendió que la principal amenaza de seguridad a nivel mundial es que “las agencias de inteligencia tengan demasiado poder” y rechazó la idea de que la vigilancia masiva sea el método adecuado para luchar contra el terrorismo.


En este sentido se mostró contrario a la “centralización” de la información en pocas manos, que en su opinión daría lugar a un “mundo totalitario”, y atacó por ello al buscador Google, a la que acusó de mantener estrechas relaciones con la administración estadounidense.