panAutoridades del Ministerio de Salud Pública y del Instituto de Protección a los Derechos del Consumidor (Pro-Consumidor) aseguraron ayer que no se ha detectado la presencia de bromato de potasio en la harina ni el pan que se fabrica en el país ni en el importado en ninguno de los monitoreos que se realizan desde el 2010.


El anuncio fue hecho por autoridades de esas y otras instituciones tras concluir una reunión realizada en la sede del Ministerio de Salud Pública, encabezada por la directora de ProConsumidor, Altagracia Paulino, y la directora de Drogas, Farmacias y Alimentos del Ministerio de Salud Pública, Karina Mena.


Dijeron que desde el 2010 se realizan  monitoreos todos los años al contenido de la harina y el pan de fabricación local e importado que se consume en República Dominicana, y desde esa fecha no se ha detectado la presencia de Bromato de Potasio en ninguno de esos productos.


En la reunión donde analizó el tema del pan, tras la denuncia hecha por la Unión de Medianos y Pequeños Industriales de la Harina (UMPHI) de que se está importando pan que contiene bromato de potasio, un componente químico cancerígeno prohibido en el país desde el 2010, participaron además representantes  de Salud Ambiental, de Aduanas y de la Oficina Panamericana de la Salud (OPS).


Aseguraron que el monitoreo de los productos continuará haciéndose de manera sistemática para  garantizar a la ciudadanía el cumplimiento del Reglamento 528-01 sobre control de riesgos en alimentos y bebidas, cuyo artículo 252 capítulo 2 prohíbe el uso de bromato de potasio en el pan y los productos de repostería y pastelería.


Durante la misma se reiteró la prohibición del uso del bromato de potasio en la harina y el pan de fabricación nacional e importado y continuar realizando el monitoreo que se lleva a cabo desde 2010, así como hacer una revisión del etiquetado para evaluar la composición de los productos y garantizar el cumplimiento de la normativa nacional vigente.


Asimismo, exhortaron a cualquier empresa productora o importadora de pan y/o harina que haya importado o utilizado esta sustancia en esos productos, que proceda al retiro inmediato de los mismos, so pena de tener que asumir las consecuencias que deriven de la intervención de las autoridades.


Alertaron a la ciudadanía a mantenerse vigilante respecto a la calidad, hacer las denuncias correspondientes, así como verificar siempre  el registro sanitario y fecha de vencimiento.