Mujer YihadistaEn un intento de ganar adeptas, el grupo radical Estado Islámico (EI) ha lanzado a través de internet la Fundación Zora, una productora que ofrece consejos a las mujeres, como la importancia de aprender a coser o cocinar para ser “una buena esposa, madre o hermana yihadista”.


Una vez más, la organización extremista se vale de las redes sociales para intentar ganarse las simpatías de las mujeres en su continuo afán propagandístico. El logotipo de la fundación es de por sí toda una declaración de intenciones con la figura de una fémina tapada de los pies a la cabeza con un “niqab”, velo que oculta todo el cuerpo menos los ojos, de color oscuro.


Recetas de cocina, un decálogo de propuestas para contribuir a la yihad o guerra santa y una lista de contactos en internet para estar al día en la actualidad de los “muyahidines” (guerreros santos) son algunos de los contenidos de la productora. Su perfil de Twitter tiene ya más de 3.000 seguidores, mientras que los de su página de Facebook alcanza los 400.


En uno de los vídeos de su canal de Youtube, la fundación sugiere formarse en primeros auxilios, cocina y costura para prepararse para la guerra santa. Para ello, ilustra estas recomendaciones con dibujos de una máquina de coser con unas tijeras, de un botiquín y de una cocina con nevera, microondas y fogones.


La primera y única receta que ha publicado hasta ahora la productora, aunque anuncia que habrá más próximamente, es de “una comida ligera que puede acompañarse con café o agua y que puede ser tomada a cualquier hora del día, especialmente en los descansos de la batalla”.


En un paso a paso, con fotografías, el EI explica cómo preparar unos dátiles deshuesados con mantequilla y harina de maíz, que tras mezclarse resultan en una pasta con la que se forman unas bolitas, que “pueden colocarse en cajas pequeñas para que los muyahidines las lleven a la lucha o para romper el ayuno”.


En Twitter, una de las internautas propone sustituir la harina de maíz por otra de garbanzos para obtener “una comida deliciosa y de alto valor nutritivo”. Para conservar sus recetas, la Fundación Zora propone en un artículo publicado en un foro habitualmente empleado por los extremistas guardarlas en un archivo de Word e ir añadiendo poco a poco nuevos platos.