ALEMANIA-CAMPO DE CONCENTRACIONUna puerta de hierro forjado que tenía el cínico lema nazi “Arbeit macht frei” (El trabajo los hará libres) fue robada del ex campo de concentración de Dachau, en Alemania.


Las autoridades de seguridad advirtieron el domingo en la mañana que faltaba la puerta, de 1,90 metros por 95 centímetros (75 por 37 pulgadas), fijada en un portón de hierro de mayor tamaño en el lugar, dijo la policía en un comunicado.


Dachau, cerca de Munich, fue el primer campo de concentración que establecieron los nazis, en 1933. La directora de ese sitio, Gabrielle Hammermann, condenó el robo de la puerta, a la que describió como “el símbolo central del sufrimiento de los prisioneros”, dijo una agencia noticiosa local.


Según Hammermann, un servicio privado de seguridad vigila el ex campo de concentración y las autoridades se habían opuesto a la instalación de cámaras de vídeo porque no querían convertirlo en una “unidad de máxima seguridad”.