puUna niña de tres años fue ultimada a puñaladas y mordidas por su padrastro, en un hecho ocurrido en el municipio de Consuelo, en esta provincia. El informe policial indica que la menor muerta es Jarielys Braison, hija de Raquel Braison, de 21 años, residente en la calle primera del barrio Los Feliú de ese municipio, donde ocurrió el hecho.


El cadáver presenta heridas múltiples de armas blancas en distintas partes y mordidas en el brazo derecho y posible evidencia de violación sexual. Según la policía, fueron inferidas por su padrastro Yan Carlos Geraldino, quien en principio emprendió la huida y luego fue detenido.


Agrega que éste tenía cinco meses separado de la madre de la niña. Dice que la madre de la infante salió a comprar un “picapollo” y cuando regresó encontró al presunto homicida en la residencia, el cual la agarró por el cuello, para evitar que entrara a la habitación donde estaba la niña herida y un bebé de un año que ambos procrearon.


Cuando la madre entró a la habitación encontró a la niña encima de la cama, procediendo a llevarla al hospital Ángel Ponce Pineda de Consuelo, donde llegó muerta. Con relación al caso, la policía informó el apresamiento de Yan Carlos Geraldino, de 22 años, residente en la calle segunda de Villa Orilla.


Agrega el informe que al ser cuestionado, admitió haber cometido el hecho en razón de que cuando llegó a la casa no encontró a la madre y como estaba en estado de embriaguez, lo que pensó fue darle muerte a la niña. En cuanto al arma homicida, un cuchillo, éste dice haberlo botado y que no recuerda el lugar. La policía dijo que lo someterá a la justicia en las próximas horas.