otttLa Oficina Técnica Transporte Terrestre (OTTT) desmintió hoy que haya emitido una resolución para disponer rebajas en los precios del pasaje.


La información la dio a conocer Melvinson Almánzar, encargado de prensa de la OTTT, quien dijo que la información fue mal interpretada por los transportistas, ya que la entidad solo hizo una convocatoria el pasado miércoles para tratar el tema de los pasajes.


Explicó que la OTTT  tiene un estudio que refleja que los precios de los pasajes deben ser reducidos cinco pesos en la ruta urbana y entre diez y 40 pesos en la interurbana.


Almanzar dijo que contrario a las declaraciones que han dado a conocer los sindicalistas del transporte público de que la OTTT no tiene potestad para fijar precios en los pasajes, es esta entidad la encargada de hacer ese tipo de reajustes en las tarifas. No obstante, aseguró que los precios de los pasajes  no serán fijados hasta tanto se llegue a un acuerdo con los principales sindicatos del transporte público.


Expresó  que un comunicado de OTTT señala que se han registrado hasta 40 pesos de rebajas en los combustibles  en las últimas semanas, y pese a esto, los transportistas no se han puesto de acuerdo para buscar una salida satisfactoria a favor de la población que usa diariamente este tipo de servicio. Hablan los chóferes. Esta mañana, dirigentes choferelis rechazaron que por resolución de la OTTT, los precios de los pasajes sean rebajados.


Sobre el tema, Ramón Pérez Figuereo, presidente de la Central Nacional de Transportistas Unificados (CNTU);  y Antonio Marte, de la Confederación Nacional de Organizaciones del Transporte (Conatra), dijeron que no bajarán los precios por esta resolución, porque los costos operacionales son superiores al cobro del pasaje en la actualidad.


Pérez Figuereo expresó que los precios nacionales de los combustibles no han bajado como deben bajar, de acuerdo a las rebajas a los precios internacionales del barril del petróleo. De su lado,  Marte dijo que la medida no tiene validez y la calificó como una bola de humo para desviar la atención del pueblo dominicano.