incubadoraTres bebés han muerto en un hospital al este de Pakistán la madrugada del viernes, lo que aumenta la cifra de recién nacidos fallecidos a 15 durante los últimos dos días en las mismas condiciones. La falta de oxígeno en las incubadoras se apunta como la causa de las muertes.


Los padres de los pequeños nacidos prematuramente acusan al centro médico de negligencia. La dirección del hospital universitario del distrito de Sarghoda, en el estado de Punjab, niega que hubiese ninguna deficiencia de oxígeno en sus incubadoras, pero un médico del propio hospital, el doctor Adilah, reconoció al diario local ‘The Tribune Express’ que cada niño estaba recibiendo menos oxígeno del necesario. “Los recursos de los que disponemos no son suficientes pero estamos haciendo el mayor esfuerzo”, dijo.


El médico añadió que el centro cuenta con pocas incubadoras para el número de bebés que nacen o ingresan. “El hospital admite a cualquier niño que se encuentre en estado crítico, pero la sala infantil sólo cuenta con 26 incubadoras precarias y 50 camas, que los menores comparten entre dos”, afirmó un administrador del centro, Ejaz Akram, a Efe tras las primeras muertes.


Según el periódico local ‘Dawn’, continúan 20 bebés en estado crítico. El Gobierno estatal ha solicitado a otros centros que destinen al hospital de Sarghoda el número de incubadoras necesario para poder atenderle.