balSANTIAGO.- Una niña de un año de edad murió en el hospital infantil doctor Arturo Grullón, donde era atendida tras resultar herida de bala mientras un pariente manipulaba un arma de fuego.
La doctora Rosa María Morel, directora del centro, informó que lamentablemente resultaron inútiles los esfuerzos de los galenos por salvarle la vida a Joannerys Estévez.


La niña recibió un balazo en la cabeza con orificio de entrada y salida por el occipital derecho parte atrás, durante un hecho ocurrido en el sector Yagüita del Pastor, en la zona suroeste de Santiago.


Las autoridades policiales realizan las investigaciones en torno a este caso para proceder judicialmente. No se revelaron los nombres de los padres de la menor, ni la identidad del familiar que la hirió.