MillonarioEl millonario estadounidense John Goodman fue condenado hoy de nuevo a 16 años de cárcel en un tribunal de Florida por el atropello mortal de un joven, después de que la primera sentencia fuese invalidada en 2012 por mala conducta de uno de los miembros del jurado, informó una fuente judicial.


Goodman, de 51 años y fundador del Wellington Polo Club en Palm Beach, había sido declarado culpable en un tribunal de Palm Beach, al norte de Miami, del cargo de “homicidio no premeditado” bajo los efectos del alcohol y no prestar ayuda a la víctima, Scott Willson.


Según el informe de la Fiscalía, el millonario no se detuvo en 2010 ante una señal de stop y su vehículo impactó al automóvil del joven, que fue a dar a un canal donde murió ahogado. El millonario huyó del lugar del siniestro y esperó cerca de una hora para llamar a la línea de urgencia 911, según las autoridades.


Para evitar que la responsabilidad civil del caso afectara a su patrimonio, Goodman supuestamente decidió adoptar como hija a su novia, Heather Laruso Hutchins, de 42 años, el 13 de octubre de 2011 en un tribunal de Miami-Dade. Según los abogados de los padres de Wilson, esa iniciativa fue una estrategia para proteger sus bienes de los posibles efectos de la demanda que presentaron en su contra, algo que el juez encargado del caso dijo que no tenía “precedentes”.


Según los documentos de adopción, Laruso Hutchins tenía derecho inmediato a por lo menos una tercera parte de un fondo de fideicomiso establecido para los dos hijos menores de Goodman. Dan Bachi, abogado civil de Goodman, dijo que la adopción de la novia fue realizada para garantizar la futura estabilidad de los niños y de las inversiones de la familia y que no tenía nada que ver con la demanda.