galoSantiago.-Con rosarios en manos, galones vacíos, los moradores del distrito municipal de Hato del Yaque marcharon para reclamar la construcción de un acueducto.


Los comunitarios caminaron dos kilómetros hasta el sector Barrio Lindo, donde opera la oficina del Instituto Nacional de Agua Potable y Alcantarrillado (Inapa).


Expresaron que el agua que reciben en ocasiones llega contaminada. Aracelis Martínez dijo que llevan cinco años reclamando a las autoridades gubernamentales, sin ser escuchados.


Varios agentes policiales fueron apostados con armas largas en la cabecera del puente para impedir que, como en la pasada protesta, los manifestantes obstaculicen el tránsito.