haitEn la unidad de cuidados intensivos de la Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia, el 50% de las mujeres en estado grave son parturientas haitianas que llegan con niveles de hemoglobina tan bajos que son incompatibles con la vida. Lo mismo ocurre en la maternidad San Lorenzo de los Mina, donde las parturientas llegan sin ningún chequeo prenatal.


Los doctores Víctor Calderón, Joceline Sánchez y Andrés Reynoso, director, directora y gerente de los servicios de gineco obstetricia de las maternidades La Altagracia y San Lorenzo, respectivamente, trataron el tema. La mayoría de estas parturientas llegan sin ser referidas, están anémicas, tienen VIH/Sida y a penas se mantienen de pie, dado que llegan con tres y cuatro gramos de hemoglobina.


Para Calderón, se trata de un serio problema, dan la asistencia como a cualquier otra mujer, pero reconoce que el gasto es muy alto para el centro. Estas mujeres vienen directo desde Haití solo a dar a luz en la República Dominicana. Además de que no tienen historia clínica, llegan con daños renales y en el hígado, asegura Calderón, de seis camas que tiene el intensivo del centro, cuatro mujeres son haitianas.