peloterpSANTO DOMINGO. Si el Banco Central y/o el CEI-RD decidieran incluir los ingresos que devengaron los peloteros dominicanos en las Grandes Ligas en su informe económico de 2014, el único indicador que apareciera delante de él entre las exportaciones sería el de oro y plata juntos.


Podrían sumar las divisas aportadas por las ventas externas de cigarros hechos a mano, la azúcar de caña cruda y el cemento gris, y no alcanzará lo que se facturó a nombre de los 150 bigleaguers criollos que jugaron al menos un partido.


A la espera de que se contabilicen los bonos de la postemporada, en la que 26 duartianos estuvieron en nóminas, y recibirán porciones de lo recaudado, los toleteros quisqueyanos devengaron US$416,516,072 por su participación en la serie regular y el Juego de las Estrellas, de acuerdo a cifras recolectadas por DL.


Al cambio promedio de la moneda estadounidense, en lo que va de año, el monto alcanzaría los RD$18,326,707,168, cantidad que supera a la mayoría de presupuestos de las instituciones públicas.


Es la primera vez que el grupo supera el umbral de los US$400 millones como ganancia bruta. Esto se logra en un año en el que Alex Rodríguez dejó de percibir US$21,131,148 por la suspensión que se le aplicó por su vinculación al escándalo de dopaje de la clínica Biogenesis, y vio su salario reducido a “apenas” US$2,868,852.


Cuando la Major League Baseball subió el telón, y se cantó ¡play ball! el 31 de marzo pasado, los 87 peloteros dominicanos con contratos garantizados totalizaron la cifra récord de US$396,624,979, a ser cobrados quincenalmente entre el 15 de abril y 30 de septiembre. Pero durante el transcurso de la temporada se produjo el debut de 29 figuras que recibieron en sus cuentas US$4,009,934 por el tiempo que estuvieron con sus equipos.


Esa lista incluye hombres como Héctor Neris (Filis) y Melvin Mercedes (Detroit) que apenas estuvieron tres días en roster a razón de un salario diario de US$2,762, y Danny Santana (Minnesota), que se embolsilló US$400 mil, cuando fue subido a principios de mayo, pero sólo volvió a las menores a recuperarse de una lesión por tres semanas.


Sin embargo, el mayor incremento de dinero entre los que no iniciaron “arriba” se produjo en jugadores con experiencia previa en el Big Show que fueron llamados por los equipos. Este grupo de 41 hombres que se suma- ron cobró en total US$15,456,159, entre contratos que activaban montos específicos una vez fueran subidos y otros como proporción de lo ganado por la estadía en el equipo “grande”.


La otra “viruta” contabilizada en el informe elaborado por DL fue la de US$425,000 como bonos de participación en el All Star Game para Adrian Beltré (US$100,000), Erick Aybar, Robinson Canó, Nelson Cruz, Carlos Gómez, Fernando Rodney y Aramis Ramírez (US$50,000 cada uno) y Johnny Cueto (US$25,000).


Lo que se viene


La MLB no ha anunciado el reparto del dinero que recaudó en la postemporada, pero las cifras preliminares apuntan a que los jugadores que figuraron en el partido de los wild cards (comodines) recibirían hasta US$15 mil, y los que ganaron la Serie Mundial superarían los US$300 mil.


Los jugadores reparten el dinero en tres bloques; aquellos que absorben la cifra máxima (en 2013 Boston entregó ese monto a 58 hombres), otros que cobran una cantidad parcial y un tercer grupo que recibe una cifra simbólica. En las series pactadas a un 5-3 a los jugadores les corresponde el 60% de lo que se recauda en las boleterías en los primeros tres encuentros y en las 7-4 ese mismo porcentaje en los primeros cuatro choques.


Los salarios en ligas menores


En 2014, 1,755 dominicanos jugaron en las ligas menores. Para los jugadores que no habían sido colocados en roster de 40 el salario mensual es de US$1,150 en Clase A corta, US$1,300 en Clase A baja y US$1,500 en Clase A alta. Quienes repiten en el mismo nivel, el salario aumenta en US$50.00 cada año.


En Doble A el pago es de US$1,700 y sube US$100 por mes los siguientes años. En Triple A, el pago es de US$2,150 por mes, sube a US$2,400 el segundo y US$2,700 el tercero. Los que figuraron en roster de 40 por primera vez en 2014, el salario fue de US$40,750 y por segundo año subió a US$81,750. La dieta diaria en la ruta fue de US$25.00.