lebronHouston (EEUU), 14 nov (EFE).- El mejor jugador de la NBA, el alero LeBron James, de los Cavaliers de Cleveland, afirmó que no permite que sus dos hijos, LeBron Jr. y Bryce Maximus, practiquen el fútbol americano sino baloncesto, ‘soccer’ (fútbol) y béisbol.


Aunque James jugó fútbol americano cuando era colegial y ocupaba la posición de receptor abierto, lo dejó después de que se fracturó una muñeca durante el descanso de la competición.


En declaraciones a varios medios de comunicación encabezados por la cadena ESPN, James admitió que no permitía que sus hijos jugaran el deporte más importante en Estados Unidos, el fútbol americano, y la razón no era otra que los peligros que acarrea para la salud. A la pregunta concreta sobre si los motivos de la “prohibición” estaban relacionados con el asunto de los peligros físicos y de salud que se corren con el fútbol americano, James respondió con un “sí”.


“En mi casa sólo se permite practicar el baloncesto, béisbol y soccer”, señaló James, que antes de brillar en el basquetbol colegial jugó como receptor en el equipo de fútbol americano del St.Vincent-St.Mary High School, en Akron (Ohio).


James, que en el pasado dijo que el fútbol americano era su primer amor, mantiene su gran pasión y afición por la NFL. Bryce Maximus, de 7 años, es un fanático del fútbol y LeBron Jr., de 10, está centrado en el baloncesto como su padre. EFE