vicA Juan Diego Montero, uno de los acusados de participar en el asalto a la cárcel Najayo-Hombres, le fueron impuestos ayer tres meses de prisión preventiva que deberá cumplir en la penitenciaría de La Victoria.


La medida fue dispuesta por el Juez de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Judicial de San Cristóbal, Tomás Isaac Jorge, quien en cambio aplazó, sin fecha fija, el conocimiento de una sanción similar solicitada para Jairo Brito Bello, otro de los implicados en el hecho, hasta tanto el Ministerio Público estudie las pruebas presentadas en contra del detenido.


Montero, Brito Bello y otros que son buscados por las autoridades, algunos de los cuales se presume están heridos, están acusados de perpetrar el pasado 24 de octubre un asalto a la cárcel Najayo-Hombre, con la finalidad de propiciar la fuga de varios reclusos, incluidos el jefe de una red de sicarios que operaba en la prisión, y que murió durante la operación fallida.


Por ese mismo hecho las autoridades persiguen a una joven que con un pasaporte norteamericano y nombre (Rosa María Martínez) falsos, alquiló en el Rent-car la yipeta gris marca Hyndai Santa Fe en que se pretendía transportar a los fugados, y desde la cual se hicieron disparos hacia el interior de la cárcel con una M-16.


Yerros. La Policía ha presentado a tres personas como imputadas por el asalto, pero luego ha tenido que dejarlas en libertad. Son ellos, Gustavo Alcántara Valdez (El Grande), Abraham Suero García (El Gordo), y Rosa María Martínez.