obesidadEn la República Dominicana, tanto los hombres como las mujeres, entre los 15 a 59 años, presentan sobrepeso o son obesos. Los hombres entre 15 a 49 años registran un 38.8% de sobrepeso u obesidad, mientras en el caso de las mujeres un 7% es considerada delgada y un 50% posee sobrepeso o es obesa.


Esos datos forman parte de la Encuesta Demográfica y de Salud (ENDESA) 2013, que califica la obesidad como un factor de riesgo importante en la salud, dado a que induce a enfermedades crónicas como la diabetes y el corazón. En el caso de las mujeres son más altos los riesgos en el parto.


Dichos números revelan que un 7.3% de las mujeres son consideradas delgadas y un 50.5% tienen sobrepeso o es obesa. Un 58.5% de las jóvenes entre 15 y 19 años posee un peso normal, contrario a las adultas entre los 40 y 49 años que tienen un 69.3% de sobrepeso o es obesa, y un 1.4% de ellas es ligeramente delgada.


Entre los 20 a 29 años, un 42.6% de las féminas es gorda con sobrepeso y un 5.2% es ligeramente delgada. Entre los 30 y 39 años un 69.3% presenta sobrepeso o es obesa, y un 1.7% es ligeramente delgada. En el caso de los hombres, el índice de masa corporal aumenta ligeramente con la edad, la educación y el quintil de riqueza. El porcentaje en hombres de 15-49 años se registra 26.4% de sobrepeso y 12.4% es obeso.


Las estadísticas indican además que entre los 15 y 19 años, un promedio de 13.1% es ligeramente delgado y un 13.6% presenta sobrepeso o es obeso. Entre los 20 y 29 años, un 4.3% de los varones es ligeramente delgado y un 31.7% es gordo. Los números van en aumento, y de los 30 a 39 años, un 52.7% tiene sobrepeso o es obeso, y un 1.6% es ligeramente delgado.


Un 57.1% de los hombres entre los 40 y 49 años es gordo, y un 1.8% presenta una leve delgadez. Aunque en el caso de los hombres, tener una mayor educación y más recursos económicos aparece como un factor de riesgo para la obesidad, en las mujeres no se observan diferencias consistentes en esos porcentajes.


Según la ENDESA, el estado nutricional de los adultos se evaluó con dos índices antropométricos: la altura e índice de masa corporal (IMC). Las mujeres que estaban embarazadas o que dieron a luz en los dos meses anteriores a la encuesta fueron excluidas del análisis.


Aduce, además, que una talla baja se asocia a peores condiciones socioeconómicas y a una nutrición inadecuada durante la niñez y la adolescencia. De igual modo, señala que en una mujer, la baja estatura (145 cm) es un factor de riesgo durante el parto ya que puede llevar a complicaciones obstétricas. Pone de ejemplo que la estatura baja está asociada con el tamaño de la pelvis, situación que aumenta las probabilidades de dificultades durante el parto y puede también llevar a nacimientos de bajo peso.


La encuesta fue realizada por el Centro de Estudios Sociales y Demográficos, en coordinación con el Ministerio de Salud Pública (MSP) y la asistencia técnica de ICF Internacional, Inc. a través del Proyecto Mundial de Encuestas Demográficas y de Salud (DHS Program).


El levantamiento se hace desde 1986 en República Dominicana con el propósito de que la comunidad nacional, especialmente los sectores público y privado que toman decisiones e influyen en las políticas en materia de salud y población, dispongan de información actualizada al momento de diseñar y evaluar sus programas de trabajo.