GaysUn juez federal le ordenó a Kansas el martes que permita los matrimonios entre personas del mismo sexo mientras se resuelve una demanda que impugna la prohibición estatal, pero demoró la aplicación del fallo hasta la semana próxima para que el estado tenga tiempo de apelar.


El juez de distrito Daniel Crabtree emitió una orden preliminar que impide al estado hacer valer su prohibición constitucional a ese tipo de matrimonios a partir de las 5 p.m. del 11 de noviembre, en lo que se define una demanda de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés) contra la medida.


“Hoy es un gran día para la igualdad del matrimonio en Kansas y para las parejas gay y lesbianas, porque ahora éstas pueden hacer lo que las personas heterosexuales han sido capaces de hacer siempre: pueden casarse”, dijo Doug Bonney, director jurídico de la representación de la ACLU en Kansas.


El procurador general Derek Schmidt, cuya oficina ha defendido la prohibición prevista en la constitución estatal, dijo que apelaría de inmediato. Eileen Hawley, la portavoz del gobernador Sam Brownback, indicó que éste juró defender la Constitución de Kansas y trabajará con Schmidt “para garantizar un proceso judicial ordenado a fin de resolver este asunto y evitar la confusión que han suscitado fallos judiciales incongruentes”.


La ACLU presentó la demanda a nombre de dos parejas de lesbianas a las que les denegaron las licencias de matrimonio después de un fallo imprevisto que emitió la Corte Suprema federal el mes pasado.


El máximo tribunal del país se rehusó a atender las apelaciones de cinco estados, los cuales pretenden preservar prohibiciones similares contra el matrimonio entre personas del mismo sexo que fueron desechadas por cortes federales de apelaciones, pero esa decisión se amplió a otros estados dentro de la jurisdicción de las cortes de apelaciones.


Entre los cinco estados originales estaban Oklahoma y Utah, que al igual que Kansas, corresponden a la Corte de Apelaciones del Décimo Circuito. El matrimonio entre personas del mismo sexo ya es legal en 32 estados y el Distrito de Columbia.


“Ahí está el aviso de lo que viene”, dijo Bonney. “La igualdad del matrimonio está aquí. Llegó la hora de dejar de pelear por este aspecto y permitir a las personas que ejerzan su derecho fundamental al matrimonio; hacer lo contrario supone un despilfarro de los recursos públicos”.


Después del fallo de la Corte Suprema, el principal juez de distrito del condado Johnson -el más poblado de Kansas- ordenó que se extendieran licencias de matrimonio a parejas del mismo sexo. Dos mujeres obtuvieron una y se casaron de inmediato.