victimaA 18 días del ataque a un vagón del metro, donde Francis Alberto González resultó quemado de gravedad, sus familiares acuden al hospital como en el primer momento. Sus padres, sus hermanos y amigos, son fáciles de encontrar en la sala de espera del hospital. “Aquí, unidos, como siempre”, es la respuesta ante la pregunta de cómo se sienten”.


Todos albergan la esperanza de que el joven supere el diagnóstico negativo dado por sus médicos. Él es el único de los 24 heridos en el ataque a la Segunda Línea del Metro que aún permanece ingresado.


Desde su lecho en la Unidad de Quemados del Hospital Luis Eduardo Aybar, González ha manifestado a sus familiares, en más de una ocasión, que sus mayores deseos son ver nacer a su hijo y retomar sus estudios para terminar la carrera de publicidad.


Su hermano, Manuel González, de 28 años, dijo estar esperanzado en la mejoría de su pariente. “Hasta el momento, él se muestra bien ahora y mal ahorita. Aunque, realmente, está colaborando y siempre me expresa sus deseos de vivir”, dijo mientras conversaba con su familia en la sala de espera.


Con el rostro visiblemente triste, José González, su hermano menor, de 24 años, dijo que Francis Alberto siempre ha estado positivo y que su mayor deseo es superar la situación por la que atraviesa. “Todos estamos a la expectativa, haciendo cadenas de oración, unidos como siempre, esperando en Dios que todo salga bien”, dijo la madre de los jóvenes, Isidora Gil, de 55 años, quien se definió como cristiana.


“Hemos tenido la visita del personal del metro, también nos visitó la vicepresidenta”, comentó la pensativa y preocupada madre. El padre, Francisco González, se quejó de que su hijo haya sido confundido días atrás por la Policía con el responsable de incendiar el metro. “Espero que sean más cuidadosos cuando hagan acusaciones. Pues ellos, con esas declaraciones, pusieron en juego la vida de mi hijo”.


El l director de la Unidad de Quemados del hospital Luis Eduardo Aybar, Eddy Bruno, dijo que González presenta un estado delicado de altas y bajas.” Aclaró que las quemaduras recibidas por el paciente afectaron el 50 por ciento de su cuerpo y no el 70, como se había dicho. “Lo recibimos muy desnutrido, y esos son factores que no ayudan en su evolución”, expresó.


El doctor indicó que, a medida que el paciente evolucione, podrá ser sometido a cirugía. “Mientras tanto, no podemos cantar victoria con él”, dijo Bruno en una conversación con listindiario.com. Franck Kelin Holguín Medina ha sido acusado por las autoridades como responsable de la taque al vagón de la Segunda línea del Metro de Santo domingo.


Se encuentra preso en el Centro de Corrección y Rehabilitación de la cárcel de San Pedro de Macorís, cumpliendo un año de prisión preventiva, que le fue dictado por el juez del Tribunal de Atención Permanente del Distrito Nacional, Alejandro Vargas. Las demás 24 personas afectadas por el incendio están fuera de peligro, solo Francis Alberto González lucha día a día por recuperar la salud.