Don QuijoteInvestigadores españoles hallaron documentos históricos que comprueban que la historia de ‘Don Quijote de la Mancha’es basada en hechos reales, y que Miguel de Cervantes, autor de la famosa obra, se habría inspirado en personajes de su vida para recrear la prolífica novela.


Según información suministrada por ‘ABC’, en 1581 Pedro de Villaseñor, amigo del autor, y Francisco de Acuña, intentaron matarse a lanzazos en el camino que unía los municipios manchegos de El Toboso y Miguel Esteban. “A diario, Villaseñor y Acuña, coetáneos de Cervantes, iban vestidos como caballeros medievales” reseña el diario. El historiador Francisco Javier Escudero y la arqueóloga Isabel Sánchez Duque estimaron que el reconocido demiurgo pudo conocer estos hechos y los escribió en su novela.


“Encontramos que los Acuña intentaron matar a los Villaseñor vestidos de caballeros, con todo el aparataje medieval, y nos dimos cuenta de que la historia de Don Quijote no es inventada, es real: es lo que hacían los enemigos de los Villaseñor contra ellos. Increíble pero cierto, está documentado”, explicó Escudero, uno de los investigadores.


Escudero califica al Quijote como “una parodia, una burla” y teniendo en cuenta que no se escriben novelas para burlarse de amigos, Cervantes debió crearla para dejar en ridículo a los enemigos de los Villaseñor, amigos de una de las máximas figuras de la literatura española.


“Todavía estamos en la fase preliminar y puede aparecer mucho más, pero lo que parece evidente es que El Quijote está dedicado a burlarse de esos enemigos de los Villaseñor que, posiblemente, también sean enemigos de Cervantes o a quienes Cervantes consideraba enemigos”, agregó el historiador.


Los historiadores encontraron media docena de documentos de Rodrigo Quijada, en los que es retratado como “un personaje muy polémico que estuvo muy mal visto en todos los pueblos de la zona”, y que, según relatos de la época, era merecedor del maltrato que se le da al Quijote en la novela.