ginLa Sociedad Dominicana de Obstetricia y Ginecología otorgó ayer un plazo de tres semanas a las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS) para que procedan a revisar y actualizar las tarifas que pagan a esos profesionales por consultas.


Los galenos amenazaron con que si no se revisa y se eleva su tarifa, en tres semanas paralizarán los servicios en forma paulatina a los pacientes asegurados en el régimen contributivo.


De su lado, la dirección de Administradoras de Riesgos de Salud (ADARS) admite que son bajas las tarifas, pero no pueden tomar decisiones, porque el Consejo de la Seguridad Social (CNSS) no ha subido la cápita. La presidenta de la Sociedad, doctora Rocío Caridad, quien estuvo acompañada de los doctores Mario Lama y Bernarda Mercedes, aseguró que los médicos tienen tarifas de miseria, mientras las ARS tienen grandes ganancias.


Caridad reveló que hace siete meses que esa entidad que agrupa a los obstetras y ginecólogos del país envío a las principales ARS que participan en el Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS) una propuesta para establecer nuevas tarifas por dichos servicios, pero que hasta el momento no han recibido ninguna respuesta al respecto.


Los especialistas en la salud de la mujer tienen propuestas concretas para elevar el pago de las tarifas que tienen en la actualidad las ARS. Entre los procedimientos para los cuales tienen tarifas sugeridas están el parto y su seguimiento, la criocauterización y la colposcopía.


Además, proponen tarifas de manejo del paciente hospitalizado para el primer y segundo día, lo mismo que la tarifa de emergencias diurnas y las nocturnas. La doctora Caridad consideró injustas e inapropiadas las tarifas vigentes, al señalar que hasta el momento esos especialistas reciben de las ARS el pago de 300 pesos por consulta y 11 mil pesos, menos el 10% del impuesto sobre la renta, por un parto o un procedimiento de cesárea. Los médicos están desesperados.