GigantesNo habrá temor a enfrentarse frecuentemente al poder bateador del tercera base venezolano Pablo Sandoval, el nuevo jugador de los Medias Rojas de Boston, que dejó a los Gigantes de San Francisco, a pesar de haber ganado tres títulos de la Serie Mundial, en cinco temporadas.


Sandoval decidió firmar con los Medias Rojas por cinco temporadas y 95 millones de dólares para abandonar el calor de la Costa Oeste y la Liga Nacional para irse al frío del Este y la Liga Americana. Después de siete años en San Francisco, Sandoval dice tener nuevos retos deportivos que lograr fuera del mejor equipo de las Grandes Ligas y eligió a los Medias Rojas, que la temporada anterior también habían sido campeones de la Serie Mundial.


El tercera base de 28 años fue presentado hoy de manera oficial por los Medias Rojas en el Fenway Park, de Boston, el nuevo escenario donde tratará de mantener y mejorar, si es posible, su gran producción ofensiva. Mientras, los Gigantes emitieron un comunicado sobre la marcha de Sandoval y como no podía ser de otra manera le dedicaron todo el agradecimiento del mundo y le desearon la mejor de las suerte.


“Pablo Sandoval ha sido un integrante clave de los Gigantes desde que debutó en Grandes Ligas con nosotros en el 2008. Ha estado con nosotros para algunos de los mejores momentos en la historia del equipo, incluyendo cada uno de los tres campeonatos de la Serie Mundial”, destaca el comunicado oficial. Además hace una referencia clave al momento estelar que vivió la franquicia con la actual de Sandoval en la Serie Mundial del 2012, cuando fue elegido Jugador Más Valioso (MVP).


“Nunca olvidaremos su actuación como JMV de la Serie Mundial del 2012 y sus numerosos aportes en el campeonato del 2014. Su conexión con los fanáticos de los Gigantes –viejos y jóvenes– es verdaderamente especial y se le echará de menos. Le deseamos lo mejor en Boston”.


Sandoval bateó .294 con 106 jonrones y 462 empujadas en sus siete años con los Gigantes, además de ser llamado a dos Juegos de Estrellas (2011 y 2012) y ayudó al equipo de San Francisco a ganar tres “Clásicos de Otoño, 2010, 2012 y 2014). El bateador ambidextro tuvo también sus mejores momentos en la competición de la fase final al batear para .344 con seis cuadrangulares y 20 impulsadas en 39 partidos.


Después de disputar 12 encuentros del Clásico de Otoño, tuvo promedio de .426 con tres vuelacercas y ocho remolcadas, el segundo mejor en la historia de las Grandes Ligas, sólo superado por su nuevo compañero el veterano toletero de los Medias Rojas, el dominicano David Ortiz (.455).


Sandoval firmó como agente libre internacional con los Gigantes en el 2003. San Francisco era considerado uno de los favoritos para retenerlo –le hicieron una oferta calificada de 15,3 millones para el 2015 que el venezolano rechazó–, pero ahora el equipo tendrá que buscar ayuda para la tercera almohadilla.


De acuerdo a FoxSports.com, la ida de Sandoval significa que los Gigantes aumentarían sus esfuerzos por firmar al agente libre Chase Headley, además de usar el dinero no gastado en Sandoval para tratar de procurar los servicios de un lanzador de la clase de Jon Lester, que anteriormente estuvo con los Medias Rojas.


Los Gigantes también tienen en la mira, como otro equipos importantes, al cubano Yasmany Tomás, que se ha convertido en uno de los peloteros novatos más codiciados dentro del mundo de las Grandes Ligas. El equipo de San Francisco está convencido que cuando lleguen los campos de entrenamiento el próximo mes de febrero, la organización tendrá perfectamente cubierto el puesto de Sandoval y reforzada tanto su ofensiva como la lista de lanzadores, donde seguirá el estelar zurdo Madison Bumgarner, que es toda una garantía.