Santos DesconocidosEl papa Francisco rindió homenaje el sábado a quienes calificó de “santos desconocidos”, aquellas personas que huyen de la guerra, el hambre y la pobreza, los desempleados y los desamparados. Francisco conmemoró el Día de Todos los Santos del 1 de noviembre con una misa y una homilía en el cementerio Verano de la capital italiana.


El pontífice saludó a quienes se ven obligados a huir de sus hogares y pueblos para salvar la vida arriesgando el hambre, las enfermedades y el frío. Lamentó que a veces la gente considera a estos refugiados, incluso niños hambrientos y enfermos, “como si fuesen de otra especie y no humanos”.


Francisco elogió a estos seres sufridos como “santos desconocidos”, santificados por medio de la aflicción. En su prédica constante por los pobres, el papa dijo que esas víctimas reclaman paz, pan y trabajo.