Niño1


Originario de la ciudad de Coventry, Ayan Qureshi tiene ahora 6 años pero cuando aprobó el examen de Microsoft para convertirse en uno de sus profesionales tenía sólo 5.


La pasión del pequeño por los computadores le viene de familia.


Su padre es consultor en sistemas e introdujo a su hijo en el mundo de la informática cuando tenía sólo 3 años.


Con esos conocimientos, el niño logró crear una red de computadores en su casa y sólo dos años más tarde ya pasó la evaluación con la que Microsoft certifica a sus técnicos de sistemas.


Exámen “difícil pero divertido”


Qureshi, que sueña con establecer un centro tecnológico en Reino Unido, le dijo a la BBC que el examen le pareció difícil pero divertido.


“Había preguntas tipo test, preguntas en las que tenías que elegir y descartar opciones, preguntas de desarrollar y otras en las que te planteaban escenarios”, contó.Niño2


“El desafío más duro fue explicar el lenguaje de la prueba a un niño de 5 años. Pero parecía entenderlo muy rápido y tiene muy buena memoria”, explica Asim, el padre de Ayan.


Según relata, desde pequeño le dejó a su hijo jugar con sus viejas computadoras para que pudiera
entender cómo funcionaban los discos duros y las placas base (los circuitos).


“Me di cuenta de que cualquier cosa que le decía, al día siguiente la recordaba, así que empecé a darle cada vez más información”, explica.


“Un exceso de información de computación a su edad puede crear un efecto adverso, pero en el caso de Ayan aprovechó la oportunidad”.


Ahora el niño tiene su propio laboratorio en su casa de Coventry que incluye una red de computadores que él mismo construyó.