BurkinaEl Ejército de Burkina Faso levantó hoy la suspensión de la Constitución que él mismo anuló tras la dimisión del presidente, Blaise Compaoré, como paso previo a la firma de la Carta de la Transición prevista para mañana.


Así lo anunció el jefe de Estado, el teniente coronel Isaac Zida, en un comunicado leído por el portavoz del Ejército, David Kabre, tras haber aceptado la Carta de Transición que debe llevar a la convocatoria de elecciones en noviembre de 2015 y al nombramiento de un líder civil.


En palabras de Zida, la Constitución ha sido restablecida con el objetivo de “permitir el inicio del establecimiento de una transición civil” y “un retorno a la vida constitucional normal”.


La carta, consensuada por partidos de la oposición, grupos civiles, líderes religiosos y el Ejército, contemplaba el “levantamiento inmediato de la suspensión” de la Constitución, que fue anulada por los militares el pasado 31 de octubre tras la dimisión de Compaoré.


Pese a que estaba previsto que el documento se firmara hoy en la capital del país, Uagadugú, finalmente la ceremonia ha sido pospuesta hasta mañana. Según explicaron fuentes militares, citadas por el portal de noticias “Burkina 24″, la carta no podía ser firmada hasta que no se levantara la suspensión de la Constitución.


Una vez adoptada la carta, se designará al presidente interino, que deberá ser debe ser una figura civil y no afiliada a ningún partido político. El intento de Compaoré de reformar el artículo 37 de la Constitución que le impedía presentarse por quinta vez a las presidenciales y concurrir de nuevo a los comicios de 2015, causó una ola inédita de manifestaciones ciudadanas que le obligaron a dimitir y abandonar el país el 1 de noviembre.


El Ejército tomó entonces el poder y el teniente coronel Isaac Zida se proclamó nuevo presidente ante la inquietud de la comunidad internacional, que le exigió desde el principio el traspaso de sus atribuciones a un Gobierno civil.