baskettMÉXICO.- A punto de cumplir 33 años y ya con nueve temporadas en la NBA, el alero dominicano Francisco García expresó el martes su emoción por militar ahora en los Rockets de Houston. Siente que, por primera vez en su carrera, está en un equipo con aspiraciones reales de ser campeón.


García, originario de Santo Domingo, pasó sus primeros siete años en la NBA jugando para unos Kings de Sacramento, que en ese lapso sólo avanzaron dos veces a playoffs, cayendo eliminados ambas a las primeras de cambio.


Ahora, el alero de San Francisco de Macorís forma parte de unos Rockets que arrancaron la temporada con marca de 6-1. Con estrellas como Dwight Howard y James Harden, Houston es contendiente por el campeonato de la Conferencia del Oeste.


“Estoy emocionado porque tenemos un equipo realmente completo y no nos falta nada para ser campeón, creo que tenemos todas las herramientas”, dijo García tras el entrenamiento en la Ciudad de México, donde disputará el miércoles un partido ante los Timberwolves de Minnesota.


En febrero del año pasado, García fue canjeado de Sacramento a los Rockets, con quienes avanzó a postemporada y cayó en la primera ronda ante los Trail Blazers de Portland.


García, quien se convirtió en agente libre al término de la temporada pasada, decidió volver con Houston, al firmar un acuerdo por una temporada con la esperanza de ser campeón


“Decidí volver porque aquí es como si fuera una familia”, agregó García, quien cumple años el 31 de diciembre. “No sé si seamos favoritos, siempre se habla de otros equipos, pero eso no nos quita ni nos da nada, nos preparamos para ser los mejores”.


Apenas es noviembre, pero los Rockets iniciaron jugando un gran básquetbol. Sus primeros seis partidos los ganaron por dobles dígitos, apenas el segundo equipo en la historia en lograrlo. Antes lo había hecho Denver en la temporada 1985-86.


Además, sus seis victorias de inicio igualaron el récord de la franquicia impuesto en la temporada 1996-97. Su invicto se acabó el pasado fin de semana ante los Warriors de Golden State, un partido que Howard no jugó.


García hasta ahora ha aportado poco y tiene promedios de apenas dos puntos y 18 minutos en los dos encuentros en los que ha participado, pero sabe que es una larga temporada y que habrá más oportunidades para lucir su talento.


“Ahora no me han dado mucho juego, pero eso no me preocupa, sé que llegará mi momento y estaré listo. Sabemos que este equipo se basa en dos grandes estrellas y los demás somos parte de un rompecabezas, esperaré mi momento”, concluyó.


García y sus Rockets enfrentarán a Minnesota en la Arena Ciudad de México.