capitanGWANGJU, Corea del Sur,(AFP) – Un tribunal surcoreano condenó este martes a 36 años de prisión al capitán del ferry “Sewol”, que se hundió el pasado 16 de abril dejando un saldo de 304 muertos.


Lee Joon-Seok, de 69 años, y contra el que la fiscalía pidió la pena de muerte, estaba acusado de haber abandonado a su suerte a los 476 pasajeros del ferry. La mayoría de los fallecidos eran estudiantes de secundaria, que hacían un viaje organizado.


El tribunal consideró que la fiscalía no logró demostrar el cargo más grave presentado contra el capitán, el de homicidio por negligencia. Los jueces sí que lo consideraron culpable de abandonar sus deberes como capitán, al dejar el ferry cuando cientos de pasajeros estaban atrapados a bordo.


La sentencia pone fin a cinco meses de proceso contra el capitán del ferry y otros 14 tripulantes.


Otros tres altos mandos de la embarcación fueron condenados a penas de más de 30 años de cárcel.


Horas antes de la sentencia, el gobierno surcoreano anunció que ponía fin a las tareas de búsqueda submarina de cadáveres. Las autoridades precisaron que no lograron hallar los cuerpos de nueve fallecidos.