CubaCuba aprobó un programa de acción para reducir en un 20% el consumo de petróleo en la generación de electricidad, incrementando las fuentes de energía en las que espera invertir 3,500 millones en los próximos 15 años.La isla “actualmente produce, con el empleo de combustible fósil, el 96% de su energía eléctrica.


Este dato encuentra a una economía muy dependiente de la importación y con elevados costos de generación eléctrica”, reconoció el periódico oficial Granma, que dio a conocer que el Consejo de Ministros encabezado por Raúl Castro “aprobó la política” para el sector.


Cuba produce menos de la mitad del petróleo que necesita y el resto los busca en el mercado internacional. En los últimos años Venezuela se convirtió en su proveedor de excelencia mediante la venta con créditos blandos y el pago compensado por el envío de médicos para sus programas sociales.


Una parte importante de la generación alternativa se logrará invirtiendo en la infraestructura de las grandes plantas térmicas que por su baja eficiencia “inciden directamente en el costo del kWh generado, lo que afecta la competitividad de las producciones y servicios de la economía nacional”, explicó el director de energía renovable del Ministerio de Energía y Minas, Rosell Guerra Campaña.