RobotSi hay un campo donde los avances son tan sorprendentes como esperanzadores, ese es el de la medicina robótica. Los robots pueden ayudar a arreglar los desperfectos de nuestro cuerpo de forma precisa e incluso convertirnos en un ciborg. Pero hay otro tipo de robots, los nanobots (robots muy sencillos de un tamaño tan solo unas micras o menos) que son capaces de introducirse dentro del cuerpo sin ningún tipo de operación quirúrgica.


Estos nanobots evolucionan de forma imparable y ahora científicos del instituto Max Planck for Intelligent Systems en Alemania acaban de presentar un importante avance en este sentido: los nanobots almeja. Estos micro robots nada tienen que ver con las almejas salvo en una cosa, la forma de desplazarse por los líquidos. Y es que parece que este tipo de técnica de movimiento bivalbo es muy eficiente en pequeñas escalas, además de bastante fácil de construir.


El movimeinto de apertura y cierre parece ser una fórmula excelente para moverse en fluidos no newtonianos como lo son la sangre (y demás fluidos corporales). Este tipo de técnica parece consumir bastante poca energía que además puede ser proporcionada de forma externa en forma de campo magnético.


De momento los responsables del nanobot almeja no tienen un propósito concreto para su criatura, por lo que están abiertos a colaborar con otros equipos de tecno medicina en busca de una función concreta. Lo cierto es que un equipo de asalto de estos nonatos podría actuar desde el interior para dispensar el medicamento de forma local o reparar las células dañadas. Otra cosa es miniaturizar personas como en la película “el chip prodigioso” (inner space), pero la idea es la misma.