AbuelitaLa abuela Sheila Marsh fue llevada del Wigan Royal Infirmary, en su cama de hospital, a que pudiera despedirse de su querido corcel, su última voluntad era reunirse con su amado caballo.


La yegua, de nombre Bronwen, fue propiedad de Sheila durante 25 años. Las enfermeras pusieron todo a disposición para que el encuentro pudiera realizarse.


La frágil anciana de 77 años de edad, perdió su lucha contra el cáncer apenas unas horas después de la reunión amorosa que sostuvo con el animal.


Hoy su familia le da las gracias al personal del hospital y dicen que la despedida le dio a la señora Marsh confort en sus horas finales. Su hija indicó: “Amaba a sus caballos, amaba y adoraba a todos los animales. Ella tenía seis caballos, tres perros, tres gatos y otros animales”.


“En su condición no hay nada mejor y el hospital nos permitió traer a Bronwen. Quiero dar las gracias al hospital y todas las enfermeras. Fue muy importante para mi madre. Ella fue una de las personas más trabajadoras que te puedas encontrar y haría cualquier cosa por cualquier persona”, expresó la mujer de 33 años de edad.