acusado-por-muertesLos jueces del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, condenaron a 30 años de prisión a una sobrina de una trabajadora domestica y un hombre tras ser encontrados culpables del cuádruple asesinato, ocurrido en el ensanche Evaristo Morales en noviembre del 2012.


Los magistrados Felipe Molina, Delio Germán y Gregorio Bautista, hallaron culpable a Josefina de los Santos Valenzuela (La Sophy) y Roberto Quezada, de haber dado muerte a los esposos José Vinicio Vendrell, de 82 anos y Teresa María Matos 83 anos y a las domesticas Josefina Suero Contreras y Lourdes Valenzuela.


Los jueces en el dispositivo de la sentencia también condenaron a Alfredo Casilla a siete años de prisión, disponiendo que la pena impuesta a este y Quezada sea cumplida en el penal de La Victoria, mientras que Josefina deberá cumplirla en la cárcel de Najayo-Mujeres.


El tribunal adoptó la decisión, tras acoger el dictamen del Ministerio Publico, representado por los fiscales Magaly Sánchez y Rosalba Ramos, quienes habían solicitado condenarlo a los imputados al máximo de la pena, por haber cometido los hechos que se le imputan. Asimismo, el tribunal descargó de toda responsabilidad penal a Julio Montero Montero, por insuficiencia de pruebas.


El hecho ocurrió el 13 de noviembre del 2012 en la residencia de la pareja de esposo ubicada en la calle José Brea Peña, numero 92, del Evaristo Morales, cuando los imputados se presentaron para fines para fines de robar y de donde sustrajeron 30 mil pesos, mil dólares norteamericano, un anillo de oro blanco, un pulsera de oro y un revólver.


La pareja de esposo de 82 y 83 años fueron encontradas en la vivienda número 92 de la calle José Brea Peña esquina Máximo Avilés, y la tercera Lourdes Valenzuela, en el Parque Mirador Norte de Santo Domingo Norte y Josefina Suero Contreras, encontrada en los alrededores de la vivienda. Montero Montero (El Chulo) que vivía en concubinato con De los Santos Valenzuela.


La Sophy había narrado que meses atrás había ido a visitar la casa de los esposos asesinados para saludar a su tía Lourdes Valenzuela (una de la victima), quien fue la persona que la llamó y le comunicó que en la casa que laboraba había un dinero, para que fuera buscarlo. Ante esa situación se marcharon del lugar y se llevaron a Lourdes, pero que en el camino se originó una discusión y la mataron y lanzaron el cadáver en el Parque Mirador Norte.


De acuerdo a su relato, todos regresaron a la referida vivienda, a la cual penetraron, amararon a todos los presentes, pero se molestaron al no encontrar el dinero de inmediato, por lo que propinaron golpes y estrangularon a las damas. La Sophy dijo que luego de una búsqueda minuciosa encontraron los 13 mil dólares, de los cuales a ella le tocaron 2 mil.