emplUn personal de cerca de 130 médicos, enfermeras, paramédicos y administrativos que forman parte de la nómina del hospital Infantil Robert Reid Cabral se encuentran sin brindar ningún servicio al centro por diversas razones, lo que sobrecarga el trabajo de los que asisten, limita la cobertura de servicios y frena el nombramiento de nuevo personal.


Entre las razones de la no asistencia, figuran un grupo que se ha retirado por razones de edad pero no ha tramitado la pensión; otro que se encuentra por meses en licencia médica por enfermedad; unos que se encuentran en trámite de ser pensionados y algunos que nunca asisten al servicio. La lista, explicó el director del hospital, doctor José Miguel Ferreras, fue enviada al Ministerio de Salud Pública con el propósito de que se trabaje en el saneamiento de la nómina y se busque una solución adecuada a esa problemática.


De acuerdo a datos obtenidos en el hospital, en licencia por enfermedad o retirados por edad sin tramitar pensiones se encuentran ocho médicos, 13 enfermeras, 20 personal administrativo y seis paramédicos, mientras que en proceso formal de pensiones figuran 19 médicos, 35 enfermeras, 17 administrativos y cuatro paramédicos. El hospital cuenta con una nómina de 270 médicos, 459 enfermeras entre especialistas y auxiliares, 228 personal de apoyo entre ellos paramédicos y 469 personal administrativo.


En otro orden, el director del centro informó que los servicios han ido mejorando paulatinamente en el hospital, contando con agua y electricidad permanente. Dijo que una de las mayores dificultades del centro es la falta de espacio y capacidad para internamiento, lo que obliga a que los pacientes permanezcan mucho tiempo en el área de emergencia.


Informó que durante el fin de semana que recién finalizó se atendieron 231 emergencias, se ingresaron 49 pacientes, de los cuales ocho fueron por sospecha de dengue y se registraron cuatro fallecimientos.