CamareroDan Saunders, un camarero australiano de 29 años, disfrutó de millones de dólares que le permitieron llevar una vida que incluía prostitutas y viajes en aviones privados, gracias a un error en el sistema de cajeros automáticos de su banco.


Todo comenzó una noche de fiesta en febrero del 2011, cuando Saunders, sin plata en el bolsillo, decidió transferirse 200 dólares australianos desde su tarjeta de crédito. En ese momento, la pantalla del cajero mostró que la transacción se había cancelado, pero en realidad el dinero sí se había pasado a su cuenta bancaria.


La falla en el Banco Nacional de Australia permitió al joven transferirse 20.000 dólares a su cuenta bancaria en un par de semanas y, cuatro meses después, tiempo durante el cual prolongó su truco, ya era dueño de 1.600.000 de dólares australianos.


Sin embargo, su vicio por apostar en cantidades grandes dentro del bar donde trabajaba hizo sospechar a los dueños, por lo que Saunders fue despedido. Incluso, cuando su novia se enteró de que estaba gastando mucho dinero decidió terminar con la relación.


Sin trabajo y sin novia, Dan decidió acudir a un psicólogo y llegó a la conclusión de que debía confesar, por lo que llamó al banco para contar todo lo sucedido. Sin embargo, desde allí no hubo respuesta alguna y durante tres años no presentaron cargos en su contra.


Finalmente, después de dar una entrevista al programa “A Current Affair”, el Banco Nacional de Australia emitió una orden de arresto y ahora Saunders enfrenta una pena de hasta 10 años de prisión.