pelotaHouston (EEUU), 11 nov (EFE).- El manejador de los Orioles de Baltimore, Buck Showalter, fue elegido Piloto del Año por la Liga Americana por tercera ocasión, mientras que Matt Williams, de los Nacionales de Washington, consiguió ese mismo galardón por el Viejo Circuito, tras dirigir por primera vez en las mayores.


Showalter se hizo de los honores al conseguir 25 de los 30 votos al primer lugar y 132 puntos, luego de llevar a los Orioles a una marca ganadora de 96-66 y a conseguir el título de la División Este, su primero desde la temporada de 1997.


Detrás de Showalter quedó Mike Scioscia, de los Angelinos de Los Ángeles, con cuatro votos y 61 puntos; en tercer lugar se colocó Ned Yost, de los Reales de Kansas City, con 41 puntos, y en cuarto quedó Lloyd McClendon, de los Marineros de Seattle, con un voto y 29 puntos.


Showalter, que ha repetido el premio cada 10 años, fue elegido como Piloto del Año cuando dirigía a los Yanquis de Nueva York, en 1994, y 10 años después conduciendo a los Vigilantes de Texas, en el 2004.


Con su tercer galardón Showalter iguala a Tony La Russa como los únicos dos pilotos que han ganado el premio dirigiendo a tres equipos diferentes.


La Russa se acreditó los premios en el 2002, conduciendo a los Cardenales de San Luis; en 1992, con los Atléticos de Oakland, y en 1983 con los Medias Blancas de Chicago.


Uno de los méritos de Showalter, fue que llevó al título de división a los Orioles a pesar de haber sorteado una serie de problemas causados por lesiones de sus jugadores, algunos claves en la novena titular.


Mientras que Williams se convirtió en el cuarto piloto galardonado en su primer año, después de que consiguieron ese premio Hal Lanier, con los Astros de Houston en 1986; Dusty Baker, de los Gigantes de San Francisco, en 1993, y Joe Girardi, de los Marlins de Miami en el 2006.


Williams logró 18 votos para el primer lugar y 109 puntos, seguido por Clint Hurdle, de los Piratas de Pittsburgh, con ocho votos y 80 puntos, respectivamente.


El tercer lugar fue para Bruce Bochy, de los Gigantes de San Francisco, con tres votos y 30 puntos, quien luego en la fase final los guió al titulo de la Serie Mundial el tercero en las últimas cinco temporadas.


Williams llevó a los Nacionales a conseguir marca de 96-66, con 17 juegos de ventaja sobre sus seguidores más cercanos, pero en la serie divisional el equipo de Washington fue eliminado por los Gigantes (3-1) al mejor de cinco.