detSANTO DOMINGO.- La Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD)  informó  sobre la  repatriación de un ciudadano español que estaba preso en el país y la extradición a ese país de un dominicano para que este continúe cumpliendo en esa nación europea una pena de tres años de prisión por tráfico de drogas.


El vocero de la DNCD, Darío Medrano, resaltó la disposición de la agencia antidroga de colaborar con la justicia internacional, en cumplimiento de los acuerdos de colaboración existentes. Los deportados son el criollo  Tonys Milagros Cuesta Feliz, de 51 años,  y el español  Guillermo Rafael San Román, quienes viajaron a España en el vuelo IB-6500 de la aerolínea Iberia, bajo custodia de la Interpol-Española.


San Román  guardaba prisión en una cárcel dominicana, mientras al dominicano Cuesta Feliz  se le espera en España para que continúe cumpliendo una  pena de tres años impuesta por un tribunal de allí, por tráfico de drogas. La repatriación de Cuesta Feliz fue dispuesta mediante sentencia emitida por la Suprema Corte de Justicia dominicana.


Ambos fueron escoltados hasta el Aeropuerto Internacional de Las Américas por miembros del Departamento de Investigaciones Especiales de la DNCD, donde fueron entregados a cuatro oficiales de la Interpol-Española  que al país vinieron por ellos.