mujSantiago. Un fiscal y un camarógrafo fueron agredidos por agentes policiales y un representante del Ministerio Público, durante un allanamiento a una vivienda de familiares de la mujer que vinculan al asalto a la cárcel de Najayo.


Tanto el fiscal Miguel Ramos, como el reportero gráfico Tomás Féliz (Barahona) del programa José Gutiérrez que se transmite por CDN canal 37, fueron maltratados física y verbalmente.


Féliz fue agredido cuando cubría las incidencias de un allanamiento que se ejecutaba en el ensanche Espaillat, en busca Rosa María Martínez, a quien las autoridades implican en el intento de fuga de la cárcel de Najayo, San Cristóbal.


Los fiscales, al parecer, querían ocultar que en el allanamiento apresaron a un anciano y a otros familiares de Martínez, pese a que presuntamente carecían de orden de arresto.