agSANTIAGO.- En un allanamiento a una vivienda donde residen familiares de Rosa María Martínez, la mujer implicada en el asalto a la cárcel de Najayo, un fiscal y un camarógrafo fueron agredidos por agentes policiales y un representante del ministerio público adscrito a la Procuraduría.


Tanto el fiscal Miguel Ramos, como el reportero gráfico Tomás Féliz (Barahona) del programa José Gutiérrez que se transmite por CDN canal 37, fueron maltratados física y verbalmente.


Se informó que el camarógrafo fue agredido cuando estaba grabando lo que ocurría en una residencia de la calle tres del referido sector, cuando un supuesto fiscal adjunto y varios agentes policiales, incluyendo un oficial, se abalanzaron contra éste sin mediar palabras y lo despojaron de su cámara.