Estado IslamicoResponsables militares de más de 30 países se reúnen desde hoy y hasta el 21 de noviembre en una base aérea de Florida (EE.UU.) para afinar los planes de la coalición contra el Estado Islámico (EI), informó el Mando Central estadounidense en un comunicado.


La “conferencia de planificación operacional”, como la definió el Mando Central, reúne a casi 200 funcionarios de defensa en la base aérea de MacDill, en Florida, donde se encuentra la sede de la citada división del Departamento de Defensa de EE.UU., que es la encargada de desplegar los ataques contra el EI en Irak y Siria.


“Esta reunión de responsables de planificación militar de más de 30 naciones es histórica en muchos sentidos”, dijo el comandante del Mando Central, el general Lloyd J. Austin, en el comunicado. “Los casi 200 participantes representan a la amplia coalición que se ha unido y es clave para el éxito de nuestra campaña para derrotar al EI”, agregó.


El objetivo de la reunión es “fortalecer las relaciones” entre los participantes de la coalición y “desarrollar y afinar más los planes de campaña militar para degradar y derrotar al EI”, indicó por su parte el Mando Central. “Es a la coalición a quien más temen nuestros enemigos, y es la coalición la que conseguirá que la misión se cumpla y se cumpla de la manera correcta, y lo más rápido posible”, señaló Austin.


“Tengo toda la confianza en que durante los próximos días, este estimado grupo hará un trabajo tremendo y, mediante sus esfuerzos, establecerá las condiciones necesarias para asegurar que el EI queda derrotado y se logra seguridad y estabilidad a largo plazo en toda la región”, agregó el comandante.


Fuentes del Mando Central consultadas por Efe evitaron proporcionar una lista de los países participantes y señalaron que “por respeto” a esos países “y sus Ministerios de Defensa, dejaremos que ellos anuncien y conversen sobre su participación en la conferencia”.


Estados Unidos comenzó esta campaña de ataques aéreos de manera unilateral el pasado agosto limitándose sólo a Irak, para después, con la creación de una alianza internacional, extender su acción a Siria bajo la operación “Determinación Inherente”.


La semana pasada, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció que duplicará la presencia de las tropas estadounidenses en Irak para labores de asesoramiento y entrenamiento a las fuerzas iraquíes, dando paso a lo que calificó como “una nueva fase” en la lucha contra el Estado Islámico.


En los ataques de la coalición en Irak participan regularmente las fuerzas de Australia, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Francia, los Países Bajos y Reino Unido; mientras que en Siria se involucran las fuerzas aéreas de Baréin, Jordania, Catar, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (EAU).


Otros miembros de la coalición cooperan para cortar las fuentes de financiación al EI, aumentar la ayuda humanitaria a los civiles desplazados por sus avances, combatir su propaganda y contener el flujo de combatientes extranjeros que, con sus pasaportes occidentales, alarman cada vez más a EE.UU. y Europa.