>imageMéxico, DF. La Oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) manifestó su preocupación por el hecho de que aún no se encuentre a los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos desde el 26 y 27 de septiembre y llamaron a las autoridades a hacer investigaciones prontas y efectivas sobre el caso.


“Estamos preocupados porque continúa la desaparición forzada de 43 estudiantes en el municipio de Iguala”, quienes “fueron vistos por última vez el 26 de septiembre al ser privados de su libertad por la policía municipal que supuestamente actuaba en colusión con un grupo del crimen organizado”, indicó el organismo en un comunicado.


La OACNUDH reconoció que el presidente Enrique Peña Nieto ha deplorado esta grave violación a los derechos humanos y que las autoridades mexicanas han activado mecanismos de búsqueda de los estudiantes desaparecidos, en el marco de la cual 52 personas han sido arrestadas en conexión con dicha desaparición, incluyendo al menos 36 policías municipales.


De igual forma, la organización saludó que el Secretario de Gobernación y el Procurador General de la República hayan iniciado un “diálogo directo con familiares, estudiantes y organizaciones de la sociedad civil”, así como el establecimiento de una Comisión Especial en el Congreso Federal para dar seguimiento a la investigación.


Sin embargo, lamentó que “hasta el momento estos mecanismos no hayan sido exitosos para encontrar a los estudiantes desaparecidos”, por lo que urgió a las autoridades a “incrementar sus esfuerzos” para encontrarlos. Además, se dijo preocupada por el hecho que varias fosas colectivas –nueve de acuerdo a las cifras oficiales– hayan sido encontradas en las afueras de Iguala.


“Exhortamos a las autoridades mexicanas a conducir investigaciones efectivas, prontas e imparciales para identificar a las personas cuyos cuerpos estaban en las fosas colectivas y llevar a la justicia a los responsables”, recalcó la OACNUDH, que pidió al gobierno reconocer la competencia del Comité de la ONU contra la Desaparición Forzada para recibir comunicaciones de parte de víctimas.