SupervivienteSe había dicho que Nancy Writebol, una voluntaria estadounidense que enfermó por ébola en Liberia y superó la enfermedad, se había contagiado mientras trataba a pacientes infectados allí, pero ella dijo a CNN este viernes que no hay forma de estar seguros de ello.


Nancy trabajaba con la organización Samaritan’s Purse en Liberia, cuidando pacientes con ébola, cuando se enfermó y fue transferida a un hospital en Atlanta, Estados Unidos para su tratamiento. Los médicos creían que contrajo ébola mientras trabajaba en una clínica con pacientes que tenían la infección, pero la sobreviviente dijo que ese no es necesariamente el punto de infección.


“Es muy posible que contrajera ébola fuera de la unidad médica, no dentro de esta”, dijo Writebol. “Por supuesto, estuve en contacto con personas fuera de nuestro hospital y recuerdo conocer y estar una vez con un caballero que después murió de ébola. Y es posible que hubiera, ya sabes, algo de contacto allí. Simplemente no sabemos”.


Writebol fue dada de alta del Hospital de la Universidad Emory el 19 de agosto, una vez que los médicos determinaron que no “planteaba una amenaza de salud pública”. Su recuperación fue gradual, dijo Writebol, pero gana fuerzas cada día. La falta de claridad sobre dónde contrajo la infección es significativa mientras se generan preguntas en todo el mundo sobre las precauciones de seguridad en hospitales y comunidades a medida que el brote genera temores.


Este jueves, una prueba para ver si un alguacil de Dallas tenía ébola dio negativo, según lo que dijeron funcionarios de salud del estado. El resultado de la prueba fue una buena noticia un día después de la muerte de Thomas Eric Duncan, el paciente con ébola de Texas que fue la primera persona diagnosticada con el virus en tierra estadounidense.


El oficial reportó estar dentro del departamento de Dallas donde Duncan se quedaba y tuvo “algo de contacto” con los familiares de Duncan, dijo el jefe de bomberos de Frsico, Mark Piland, a los reporteros.