electricidadPeter Lloyd padece de hipersensibilidad electromagnética, una enfermedad que lo hace sensible a los campos magnéticos y eléctricos. Este hombre, no puede salir de su casa ni mantener contacto con ningún aparato eléctrico.


A sus 42 años, mantiene una vida verdaderamente deprimente pues, el solo hecho de acercarse a un televisor, una computadora y hasta un celular, le ocasiona graves reacciones en su organismo.


Si alguien desea visitarlo en su casa, ubicada en Cardiff, al este del Reino Unido, debe dejar todos sus implementos y equipos fuera del lugar. De hecho, el fotógrafo que captó esta imagen utilizó una cámara desechable.