Santa LuciaEl líder de la pequeña isla caribeña de Santa Lucía emitió el miércoles una orden para prohibir de inmediato la entrada a viajeros provenientes de las tres naciones del occidente de África que sufren epidemia de ébola.


El primer ministro Kenny Anthony anunció que todos los visitantes de Guinea, Liberia y Sierra Leona tienen prohibido entrar en Santa Lucía hasta que se controle la epidemia de ébola, diciendo que la prohibición minimizará la posibilidad de que la enfermedad letal sea introducida por un viajero infectado.


Santa Lucía es una nación pequeña y pobre que no tiene la capacidad para “manejar ninguna crisis que aterrice en nuestro camino, cualquier crisis de cualquier tipo”, señaló Anthony. El gobernante agregó que una epidemia del virus será devastadora para el país de 200.000 habitantes, donde el turismo representa más del 60% del producto interior bruto.


Pasajeros de una cuarta nación del occidente de África, Nigeria, deberán presentar un “certificado médico reciente” que señale que no son portadores del virus, dijo Anthony. No se proporcionaron detalles sobre cómo funcionaría esto.


Pueden transcurrir hasta 21 días antes de que una persona infectada con ébola comience a mostrar síntomas que puedan ser detectados en revisiones aeroportuarias. Durante ese período, un individuo portador de ébola puede abordar un avión y enfermar tiempo después, como sucedió con un ciudadano de Liberia que desarrolló la enfermedad y murió recientemente en Estados Unidos estando de visita.


Las personas infectadas de ébola no son contagiosas antes de comenzar a tener síntomas, como fiebre, dolor corporal o estomacal. No existe cura para el ébola, enfermedad que puede ocasionar fallos orgánicos y sangrado interno masivo. El virus puede ser transmitido a través de contacto directo con sangre o secreciones de una persona infectada o de objetos contaminados con las secreciones infectadas.