EmbarazadaLa mayor preocupación de las mujeres es ser diagnosticada de cáncer durante el embarazo o por el contrario, quedar embarazadas cuando reciben quimioterapia o radioterapia ya que desconocen el efecto que puede tener la radiación y los medicamentos en el desarrollo del bebé.


En el Congreso Europeo de Oncología Clínica que se lleva a cabo en Madrid se presentaron dos trabajos que demuestran que el bebé no tiene riesgos en el desarrollo del corazón y del cerebro siempre y cuando el tratamiento se aplique después del primer trimestre de gestación.


En el primer trabajo dirigido por Frederic Amant, de University Hospitals Leuven, en Bélgica, se estudiaron 38 niños de dos años de edad que fueron expuestos en la etapa prenatal a quimioterapia en los cuales se evaluó la salud de su corazón y salud mental para luego ser comparados con niños que no sufrieron riesgo.


Los resultados de estos estudios revelaron que no hay diferencias significativas en ambos grupos, por lo que Amant expresó que el cáncer “no debe ser un motivo para terminar un embarazo, demorar el tratamiento de cáncer a la madre o acelerar el parto”. En el segundo trabajó se analizaron a 16 niños y diez adultos que fueron expuestos a radio terapia cuando estaban en el útero y el resultado fue el mismo: su desarrollo cognitivo y salud mental era normal.


A pesar de este maravilloso descubrimiento, expertos destacan la importancia de hacer estudios de seguimiento para determinar si los resultados varían cuando se cambian las drogas de la quimioterapia y recomiendan a las mujeres diagnosticadas usar cualquier método anticonceptivo posible para evitar riesgos.